El maniquí, un extraño en tres actos

El maniquí es un precursor del teatro del absurdo sumamente crítico ante la falta de comunicación interpersonal. La verdad profunda de El maniquí está en la quietud aparente de un muñeco, trasladado de un lugar a otro sin protesta, sacudido por tormentos, siendo espectador de sucesos tragicómicos, pero siempre manteniéndose de pié, ocurra lo que ocurra. La indiferencia es uno de los defectos mayores de nuestro tiempo.

Autor: David Tovias.
Dirección: Josep M. Loperena
Interpretes:  Gemma Cuervo, Iván Tubau, Robert Jusmet, María Dolors Díaz,  Carmen Laura Gil, Enrique Arredondo y Francesc Jover

Estreno: Teatro Candilejas. Barcelona 1 de diciembre de 1958