En este apartado se muestran fotografías y fichas técnicas, acompañadas de un pequeño comentario, de algunos de los montajes escénicos más representativos que Josep Maria Loperena llevó a cabo en los veinte años dedicados al teatro profesional. No están todos. Son tantas las obras que dirigió y tantos los textos realizados que ha sido una tarea larga y compleja recopilar la información que aquí se presenta. De algunas obras como “Las separadas” de Alfonso Paso, ‘Pisito de solteras’ de Jaime de Armiñán, u otras obras de Neill Simons, Agatha Christie, Enrique Ortembach, Luis J.Comerón o la revista musical ‘Barcelona 2.000’ nos faltan referencias por lo que, de momento, han quedado excluidas. La relevancia de estos montajes se debe al prestigio de los autores, el éxito comercial o artístico o en la originalidad e inventiva de las ‘puestas en escena’. Se mezclan comedias de capa y espada, esperpentos, dramas, “bojigangas”, “vaudevilles” y tragedias, una colección que quiere mostrar que por Loperena el teatro fue, durante todos esos años, algo más importante que su propia vida.

 


No te n’oblidis mai…al paso alegre de la paz

Mike Nichols, nacido bajo el poco americano nombre de Mikhail Igor Peschkowsky en Berlín, dejó la medicina para dedicarse al teatro. El futuro director de El graduado llegó a acumular nueve premios Tony por sus incursiones en Broadway. Del mundo de la escena heredó su ductilidad con los actores, su capacidad de persuasión y su sentido del riesgo a la hora de elaborar un casting. El ejemplo más evidente fue El graduado, donde apostó por Dustin Hoffman tras rechazar a Robert Redford, el actor impuesto por los productores. Nichols prefirió siempre a los comediantes procedentes del teatro, como Hoffman, De Niro o Pacino que a las estrellas de Hollywood.
‘No te n’oblidis mai’ es una adaptación critica de una de sus obras más representativas a la posguerra española. Loperena y Nadal, sus adaptadores, trasladaron la acción de la comedia a la Barcelona franquista de la década de los cincuenta que acabó con el consejo de guerra a Jordi Pujol, la huelga de tranvías, el cambio forzoso del  alcalde Cimarro por José María de Porcioles, y el fin del aislamiento diplomático. Una de los personajes representado por Rafael Anglada viste de falangista durante toda la función, un hecho insólito en la época de su estreno marcada por el olvido y la anhelada muerte del dictador.

AutorPeter Nichols
ProducciónTeatre Romea
Versió catalana: J. Nadal.
Direccióm: Josep Maria Loperena.
Intérpretes: Gabriel Agustí, Gloria Martí, Encarna Sánchez, Rosa Morata, Rafael Anglada y Jaume Nadal.
Estreno: octubre de 1977 en el  Teatre Romea
  • No te n'oblidis mai. El paso alegre de la Paz, 1972

El rehén

La noche  del 14 de diciembre de 1973, el mismo día en que comenzó el proceso 1001 en el TOP, Josep María Loperena estrenó ‘El rehén’ de Brendam Beham en el Teatro Bellas Artes de Madrid. Al caer el último telón el público permaneció sentado en sus butacas sin apenas respirar. El silencio era absoluto. El argumento del drama de Beham es palmario y su intencionalidad política, obvia. Había sido combatiente del IRA organización revolucionaria irlandesa que en España se equiparaba con la ETA. ‘El rehen’ fue el preludio de la operación ‘Ogro’ la que mandó a volar por los aires a Carrero Blanco siete días después. Ambas organizaciones perseguían los mismos objetivos.  Beham pasó la mitad de su existencia en la cárcel. Murió a los 41 años de una cirrosis motivada por el alcohol. El fantasma de la guadaña rondando por el Pardo hizo que la mayoría de los críticos eludieran el análisis de la realidad. Solo se refirieron en sus comentarios a las palabras soeces y procaces y a las actitudes de prostitutas e invertidos que, según ellos, ‘producen indefinible malestar: hieren y ofenden por su abuso de crudeza’. A los treinta días de su estreno, el Consejo de Ministros prohibió seguir representando la obra. Cuentan las malas lenguas que indemnizó a José Tamayo, dueño del Teatro Bellas Artes, pero a los técnicos, actores y actrices, no.

Autor: Brendan Behan.
Producción: Compañía Titular del Teatro Moratín.
Versión: C. Martí Farreras.
Dirección: Josep M. Loperena.
Escenografía: Manuel Malpaso.
Intérpretes: Carmen Maura, Queta Claver, Javier Loyola, Andrés Mejuto, Jaime Blanch, Ana María Méndez, Enrique Navarro, Luisa Fernanda Gaona, Ricardo Alpuente, Carmen Carro y  Juan Meseguer
Estreno: 14 de diciembre de 1973.
Primera Campaña Nacional de Teatro, de noviembre de 1968 a febrero de 1969.

  • Caricatura ABC desembre 1973