Adéu, Espanya!

Cuando Joan Maragall escribió ‘Oda a España’, su inmemorial poema, la ciudadanía estaba dividida en dos grandes bloques: los de derechas y los de izquierdas. Es decir, La Lliga y ERC que chocaban frontalmente. Maragall compuso el poema para expresar su repudio en España regido por una oligarquía corrupta, disconforme con la progresía y contraria al catalanismo. Las fuerzas políticas soberanistas estaban divididas. Sólo los unía el hecho de no aceptar que Cataluña fuera parte y propiedad del Estado. Al cabo de los años, la Constitución de 1978, proclamó la indisoluble unidad de la nación española. Pero el pueblo era consciente de que el futuro de España estaba determinado por la restauración de la República y por el reconocimiento de Cataluña como un estado independiente.

A partir de los 80 surgieron muchos partidos y movimientos de carácter independentista. Sus promotores preferían ser ‘cabeza de ratón’ antes que ‘cola de león’. El eterno problema catalán, las capillas, se puso nuevamente de manifiesto. Nacionalistas de Izquierda, Llamada a la Solidaridad, el MDT, el Pino, la SI de Isabel-Clara Simó o la misma Terra Lliure, se extinguieron progresivamente. En 1991 los partidos que configuraban la otra izquierda catalana crearon Izquierda Independentista cuyo objetivo era mantener la lucha por la independencia. Su acta fundacional la firmaron activistas políticos, juristas, licenciados en diversas materias o escritores como Uriel Bertran, Héctor López Bofill o Núria Arnau, entre otros. Pero al igual que las formaciones anteriores se extinguió debido a su inoperancia. Muchos de sus militantes se afiliaron a ERC.

Sin pretender emular a Arnold J. Toynbee y su teoría sobre el historicismo, lo cierto es que los hechos pasados ​​muchas veces se reproducen en el tiempo. En 2019 se eclipsaron los sueños de independencia de muchos catalanes. En el momento en que prácticamente las tropas gubernamentales ocuparon Cataluña, los independentistas subieron como la espuma. El pueblo se rebeló contra la opresión y el despotismo del gobierno de Madrid. Se prodigaron las manifestaciones multitudinarias y se llevó a cabo el referéndum del 1-O, un triunfo democrático a favor de la libertad. Sin los partidos independentistas, desde la derecha convergente reconvertida en ‘JuntsxCat’ en la centrista ERC, se declararon la guerra. Cada uno de ellos quiso capitalizar el resultado de la consulta y de esta forma conseguir los votos de la ciudadanía.

Primero fue un enfrentamiento sutil, a sotto voce, pero, actualmente, a menos de un mes para celebrarse la Diada del 11 de septiembre, la división del soberanismo ha hecho más insondable y profunda. Josep Huguet y Anna Simó, ex consejeros de ERC, van pregonando que no irán a la manifestación para no coincidir con una pandilla de exaltados de la ANC que quieren convertirla en un aquelarre purificador contra los traidores ‘refiriéndose a la gente de su partido. Joan Tardà añadió en RAC1 que «la asamblea se había convertido en un contrapoder pervirtiendo el fin diáfana y libre del independentismo en colocar basura y excrementos en las sedes de Izquierda y PDeCAT». La respuesta de Elisenda Paluzie no se hizo esperar. Recordó que la entidad que preside ha posesionado contra JxCat al contrario de ERC. Las réplicas y contrarreplicas, convertidas en agravios, insultos y enfrentamientos, de Dante hecha fundador del partido Som Alternativa, Gabriel Rufián de ERC y Marcel Mauri vicepresidente de Òmnium, se prodigaron hasta el infinito a través de las redes sociales.

Este conflicto existente entre todas las fuerzas independentistas catalanas se produce en un momento delicado y crucial. A finales de septiembre el súper juez Manuel Marchena notificará a los inculpados la sentencia del proceso. Marchena lo hará en un acto solemne que celebrará en audiencia publica. La condena será pérfida, antijurídica, maligna y diabólica consecuencia de la venganza de España, el odio de los que abominan en Cataluña y la preponderancia de los magistrados del TS. Sin embargo, la independencia sigue siendo el objetivo de los que votaron ‘Sí’ en el referéndum del 1-O. La CUP apuesta por una ola movilizadora enfocada hacia la ruptura total ‘el mismo que dijo Quim Torra hace pocos días, pero la discordia entre los partidos hará mucho daño a la causa de la libertad.

Pienso que si Joan Maragall viviera hoy, habría sustituido su «¿Dónde estás, España? – No te veo en ninguna parte» por un canto de unidad y alianza dirigido a todas las entidades políticas catalanas. Quizás habría añadido a su ‘Adiós! España ‘: «por donde vas, Cataluña? La libertad la tenemos que ganar entre todos».

LA CAÍDA DE UN ÍDOLO

Dicen sus incondicionales que Jordi Pujol ha sido un estadista sin Estado. En 1955, un colectivo universitario de carácter apolítico y de concienciación nacionalista formado por jóvenes profesionales y empresarios, entre ellos Jaume Carner, Frederic Roda, Jaume Nualart y el propio Pujol, creó el CC. Más tarde Pujol consiguió ser el máximo dirigente de la derecha catalanista -no independentista- y el máximo responsable del mayor de los embrollos económicos que acabaron con ‘CiU’.

Sin embargo, los ciudadanos soberanistas siempre reconocieron su capacidad como político y el hecho de haber sido recluido en una cárcel franquista por ser ‘catalán’. Mediante CiU, Pujol estructurar un proyecto cristiano-demócrata vinculante en el mundo empresarial y en la Iglesia. En las elecciones de 1980 Pujol arrasó. Una vez más el ‘seny’ hizo que los catalanes votaran a ‘CiU’ para evitar una victoria de la izquierda. Pujol ‘para hacer país’ tenía cogidos por las narices a los burgueses, a la banca ya los curas pero como precisaba disponer de fondos suficientes para promocionar a su partido creó Banca Catalana con la ayuda de su padre. ‘CiU’ al alcanzar la mayoría absoluta catapultó a magníficos a gentes poco recomendables de su entorno como Macià Alavedra, Lluís Prenafeta, Antoni Sobirà y Carles Subarroca. Todos ellos acapararon el presupuesto de carácter billonario de la Generalitat, enriqueciéndose creando sociedades fraudulentas.

Carlos Villarejo, jefe de la Fiscalía de Cataluña, formuló una querella criminal contra él y los otros 25 ex administrador de Banca Catalana. Los querellados habían ido captando dinero ofreciendo ‘extra-tipo’ a los ciudadanos, falseando la contabilidad para eludir el pago de impuestos. La querella siguió adelante, pero el pleno del TSJC, vergonzosamente, decidió archivarla dado el ‘talante’ de Pujol. Villarejo fue defenestrado y considerado enemigo de Cataluña. Fue Jordi Pujol un buen presidente? Acepto Salvador Techo cuando sostiene, en este mismo diario, que ‘Pujol fue el político más importante de nuestra historia’ pero olvida añadir que también fue el más corrupto, Es cierto que creó el Estatuto regulador de las instituciones públicas, que se sacó de la manga la Corporación Catalana de Radiotelevisión (TV3) y que promulgó, entre otras, las leyes de Normalización Lingüística, la de Ordenación Territorial y la Sanitaria, si no fuera que en verano de 2014 dio la campanada confesando a los medios que tenía una cuenta multimillonario en Andorra con dinero procedente de una deja de su padre.

Ahora la Guardia Civil, en concreto la UDEF, ha entregado al Magistrado José de la Mata del Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional, un informe que cuantifica la fortuna de los Pujol en 290 millones de euros. El fiscal Villarejo tenía razón. De la Mata, en una reciente auto, señala que Marta Ferrusola y los Pujol, «aprovechando la posición privilegiada de linaje en la vida política, social y económica acumularon un patrimonio desmedido fruto de sus conductas depravadas y corruptos».

El informe de la UDEF es desolador. Responsabiliza a toda la familia Pujol, inducida por Marta Ferrusola, de haber actuado como un grupo criminal desde el momento que abrió en 1990 su primera cuenta fuera de España. Desmiente, por lo tanto, el origen de la fortuna de los Pujol atribuida a un legado del padre del ex presidente. El atestado acredita como dogma de fe que las facturaciones millonarias realizadas mediante las sociedades asociadas a Jordi Pujol y Marta Ferrusola no tienen ninguna justificación, ya que no se sustentan en la prestación de ningún servicio relacionado a los conceptos que figuran en las facturas. Ha sido la estafa más grande que un estadista ha hecho en su país. Un desfalco aparentemente sencillo, dada la posición del corrupto de turno, el jefe de un clan de desaprensivos que, sin ningún tipo de pudor ni de vergüenza, se apropió de los capitales de todo un pueblo. Un saqueo en toda regla amparado en la equivocada estima de sus víctimas y la impunidad de la omnipotencia del clan Pujol.

Este colosal e inoportuno escándalo del ex presidente de la Generalitat y su familia, ha sobrepasado los límites de la lógica si los relacionamos con la inmediación de una serie de eventos cruciales que se producirán, inexorablemente, muy pronto, en nuestra nación. Para muchos no ha sido más que la caída de un ídolo, para otros el descrédito de los políticos espurios y partidistas, para la mayoría de ciudadanos la descomposición de un régimen burgués y clerical y para los votantes del 1 -0 un nuevo obstáculo del sistema para dificultar el camino hacia una República independiente dentro de Europa, que es la voluntad de los habitantes de un pueblo que quiere vivir con libertad.

VIAJE A LA NADA

No distinguían si la patera, al chocar contra las olas, se hundía en la noche o en el mar. A los 17 pasajeros les habían prometido que un barco español de salvamento, el Open Arms, los recogería en pleno Mediterráneo, pero el patrón paró el motor y los obligó a echarse al agua para alcanzar la costa a nado . Había cobrado 10.000 dirhams a cada uno de ellos para cruzar el estrecho de Gibraltar con la barcaza y conducirlos a la Tierra Prometida. Mohammed Situu pensó en su padre, el viejo luchador del Frente Polisario contra Hassan, que le prohibió soñar. La libertad debía conquistarse con fuego y sangre, le dijo. Pero los tiempos cambiaron y sus hijos sustituyeron las armas por otra herramienta de esclavitud: cultivar claveles o recoger fruta a cambio de casi nada. Por eso pagaron tanto dinero para huir a Europa y conseguir trabajo.

Tipos Con mucho esfuerzo consiguieron llegar a la playa y cayeron, extenuados, en la arena. Atrás quedaba el esplendor del Mediterráneo, África, y un pasado miserable. Pero al llegar el día, junto tenían una patrulla de soldados marroquíes que les apuntaban con sus armas mientras ellos contemplaban horrorizados las murallas de Tánger. Fue semilla cuando se dieron cuenta del engaño. El mismo negrero que los estafó, los metió el dinero y los pasea sin rumbo por la nada, les había entregado a la policía. Su viaje sé un sueño prohibido. Un mero espejismo de felicidad en el desierto de la vida más árido y cruel que el Sahara, al que nunca debieron renunciar. Porque la esperanza de que perdieron al dejar la lucha no podrán recuperarla en ningún otro lugar del mundo.

Tipos La esplendorosa y rutilante Europa, sometida por las naciones más reaccionarias y xenófobas de la democracia, vive ajena a estos y otros conflictos que obstaculizan su afortunado estado del bienestar. Para las gentes acomodadas, cultos, pacíficas y ordenadas que residen en las ciudades del velo continente, la inmigración es un riesgo de suma gravedad. La UE ha endurecido las leyes migratorias para abordar la vuelta forzosa de los inmigrantes ilegales. Hay instituido los retornos voluntarios a cambio de no encerrarlos en prisiones o en centros de internamiento. Ha prohibido la reentrada, en un término no inferior a seis años, de personas expulsadas de un país de la UE. La última salvajada está pasando ahora. La actual normativa legaliza el asesinato y el infanticidio. Los 160 migrantes rescatadas por la oenegé catalana, hace diez días que van a la deriva a la espera de que se les pueda desembarcar en un puerto seguro ..

Tipos Òscar Campos, fundador de la ONG y patrón del barco Open Arms, ha comunicado al presidente en funciones del gobierno español que, por motivos humanitarios, atracará en cualquier puerto si el Ejecutivo de Sánchez no actúa en consecuencia y no media con el gabinete italiano para repartir los rescatados entre los países comunitarios. Añadir Camps que lo hará, a pesar de todos los obstáculos administrativos y judiciales que el incumplimiento del Decreto de Matteo Salvini, que prohíbe a los barcos de las ONG españolas entrar en aguas italianas, puede conllevar. Intelectuales y artistas como Richard Gere, Penélope Cruz, Andreu Buenafuente, Jordi Évole o Javier Bardem, entre otros, han implorado a Sánchez, casi de rodillas como haría cualquier mendigo cuanto pide una limosna a un potentado, que auxilio a la gente del barco. Pero este si niega. Prefiere imitar al vicepresidente Italia de extrema derecha que actuó de acuerdo con la declaración universal de derechos humanos y comportarse como un demócrata.

La desidia, la insensibilidad y el desprecio de Sánchez ante el episodio más dramático y doloroso de su legislatura han sido aireados públicamente por los medios de comunicación de todo el mundo. Pero el presidente de gobierno en funciones ha ido de vacaciones a la espera de que los partidos progresistas e independentistas de todo el Estado le den su apoyo para gobernar. Su gobierno ni siquiera ha intercedido ante la UE para encontrar una solución al conflicto. Parece ignorar que de él dependen las vidas de las 121 personas que se encuentran a bordo del Open Arms. Lo que no se ha sabido hasta ahora es que los abogados de Camps habían presentado un recurso contencioso-administrativo al Tribunal Administrativo de la Región de Lazio contra el Ministerio de Interior, el de Defensa y el de Infraestructuras. La magistratura italiana dada la «situación de excepcional gravedad y urgencia de los inmigrantes que precisan asistencia médica de forma inmediata» ha dado lugar al recurso formulado por Open Arms, autorizando la entrada en aguas territoriales italianas. Salvini ha anunciado que no acatará la sentencia. Dudo mucho que pueda hacerlo.