Epitáfio para un soñador

El premio Lope de Vega de 1963, un drama de hoy, se estrenó en el Teatro Español de Madrid el día 2 de febrero de 1965.  La dirigió Josep Maria Loperena con decorados de Sigfrido Burmann. La angustia, el desconcierto, la cobardía y también el amor, se conjugan en esta pieza que además incide en una trascendencia social. ‘Fuenteovejuna al revés’ -todos los críticos coincidieron en la originalidad de este enfoque- precisaba de una explicación que Prego ofreció al público a través de un clima y un diálogo; un clima obsesivo y un diálogo que sirve para reflexionar. La dirección de Josep María Loperena -según el crítico Pérez Fernandez del diario ‘Madrid’- es de las que pueden consagrar a un realizador escénico, porque teniendo en cuenta las dificultades que entraña el ajustado movimiento de una comparsería tan abultada en los límites de la escena, hay que reconocer que todo resultó perfecto. Luminotecnia, escenografía, sonido, vestuario… La generosidad y el interés con que la dirección del Teatro Español se ha volcado en la digna presentación de esta obra, justamente galardonada.

Autor: Adolfo Prego.
Dirección: Josep Maria Loperena.
Escenografía: Sigfrido Burmann.
Intérpretes: Carlos Lemos, Joaquín Roa, Santiago Barés, Ricardo Merino, Jaime Cros, José Franco, Victoria Rodríguez, Juan Jesús Gómez, Jacinto Martín, Francisco Pierrá, María Asquerino, Pedro Moreno, Rafael Gil Marcos, María José Fernández, Anastasio Alemán, Antonio Queipo, César Olmos, Juan José Fernández, María Rus, José Caride, Francisco Casares y Luis Páramo.
Estreno: 2 de febrero de 1965 en el  Teatro Español de Madrid.
Premio Lope de Vega 1963

  • Epitafio para un soñador, 1965 María Asquerino Teatro Nacional Español